Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

sábado, 31 de mayo de 2008

Campana y Se Acabó

Pues sí. Otro curso más se acaba. Todos los años sucede igual, pero todos los años es distinto. Todos los años se siente la urgencia de mandar a los niños con sus padres y madres a sus casas por allá en el mes de mayo, pero todos los años hay un poco de pena al hacerlo. Este curso he tenido un muy buen grupo de fierecillas. No he hecho mención de ellos en el blog, ni de mis compañeros de ciclo, ni de la escuela... pero no por ningún motivo que no les haga merecedores de tal mención. Ya es sabido que Sara lo acapara todoÑ el blog, mi tiempo, mis conversaciones, sueños, (pesadillas), vídeos y fotos. Todo menos el fin de curso. Dos semanas para ver a mi tropa de 18 fistrillos, a los que diré adiós el 13 de junio, y ese 13 de junio diré adiós también a la escuela, a la que me acogió este año y a cualquier otra en la que pudiera estar el próximo curso.
Haremos un paréntesis de un año. Todo el mundo me dice que es lo mejor que puedo hacer, quedarme en casa con Sarita, cuidar de ella, disfrutar de cómo crece y no perderme ni un minuto de ello, pero yo también pienso en lo que dejo de lado para hacerlo, y es una sensación agridulce. No me malinterpretéis, no me quejo. Sé que soy afortunada por poder hacerlo y que muy probablemente cuando Sara esté en casa ni me acuerde del cole, pero aun así... ¿qué voy a hacer yo sin dar clase? Llevo haciéndolo 8 años con exactitud meridiana: de agosto a junio, con mis veranos en España de por medio, y mi ilusión al acabarse el verano y volver al cole a preparar la clase. Y ahora, me toca aparcarlo todo. Meterlo todo en cajas. Ver cómo las cajas se llenan de telarañas. Y ser madre. Otro trabajo a tiempo completo para el que no he estudiado.
Campana y se acabó al curso. Pistoletazo de salida a la maternidad.

4 Comments:

Blogger Ireusa said...

Que rápido pasa el tiempo. Muchas veces me pongo a pensar y es que ni me doy cuenta.

Bueno, has finiquitado otro curso más, y aunque no hayas hablado mucho de los fieras como les llamas (que también interesan) hemos difrutado leyendo (yo, al menos) sobre Sara.

Como bien dices, el de a partir de dentro de poco es otro trabajo a jornada completa. Si bien los primeros meses estarás liadísima con la peque, quizás si te apeteciese, cuando ya tenga 6 o así podrías dejarla unas horillas y poder enseñar tu a media jornada o unas horas en extraescolares (lo digo para que no echases de menos esa otra faceta).

Vais a ser unos muy buenos padres, ese ánimo pa arriba. Te envío calorcito madrileño (aunque no pare de diluviar).

Besos,

Irene

9:08 a. m.  
Blogger Ireusa said...

jajaja, releo mi comentario y veo que no digo nada de meses/años. Me refiero a 6 meses.

Sorry.

9:09 a. m.  
Blogger Susana said...

¡Jaja! Sí, espero no tener que quedarme en casa con ella 6 años, si no, nuestra economía, ya de por sí maltrecha, se vería mucho más perjudicada, y mi salud mental... ni te cuento.
La verdad es que me había planteado quedarme en casa sólo 6 meses y volver a trabajar después de navidad, pero no puedo hacerlo. Tenía que elegir entre un curso completo o sólo 6 semanas. Para mí, la decisión era obvia. Ahora miro posibles ofertas para trabajar desde casa traduciendo y cosas por el estilo, algo que me mantenga activa pero no demasiado ocupada. No está siendo fácil encontrarlo, y quién sabe, quizá igual sea mejor así. A lo mejor llevo una super mami dentro de mí y aun no lo sé. A lo mejor me dedico a mis quehaceres domésticos y me siento súper realizada. Por eso, esperaré a ver cómo se desarrollan las cosas. Al fin y al cabo, un año pasa rápido (para bien o para mal).
Muchas gracias por los ánimos, Irene. Seremos los mejores padres que sepamos ser. A ver si acabas en California y lo ves con tus propios ojos un día de estos ;)

10:01 a. m.  
Blogger Maite said...

Yo NUNCA echo de menos a mis alumnos cuando me voy de vacaciones en verano... Pero sí el trabajo, ¿seré masoquista? Ya verás que con la novedad de Sara ni te acuerdas de niños, de trabajo, de cole ni de ná de ná. ¡A disfrutar de ella y se acabó!

7:45 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home