Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

jueves, 19 de junio de 2008

GM

El señor George Michael, que no se prodiga mucho por los escenarios, ayer renegó de su "odio a lo yankee" y tras 17 años de ausencia en el continente, nos deleitó a todos los que le vimos en el San Jose HP Pavilion. Supongo que cuando las arcas de los artistas se vacían, da igual lo que se haya dicho o hecho en tal país: uno vuelve, canta, cobra y todos felices: él por lo mucho que debe ganar con esta gira (no voy a revelar lo que nos hemos gastado en las entradas del que será nuestro último concierto en unos cuantos meses); nosotros, o al menos yo (Vinh no es muy forofo, pero sí un buen marido) por el pedazo de concierto que presenciamos. Siempre fue mi sueño verle y escucharle en directo, sin importarme el repertorio: desde lo más quinqui de su época de Wham a lo más elegante de su "Older" (aquí podéis ver el set list de cacnciones). Ayer escuché al que es sin duda para mí el mejor vocalista en el mundo, todo un crooner inglés que aún conserva intactos su chorro de voz y su sex appeal, gay o hetero, que si bien no deleitó al crítico que hoy publica su columna en el San Jose Mercury News, sí que pareció hacerlo a un estadio que mostró lleno total, y eso que las entradas más caras en taquilla costaban la friolera de $175.
A pesar de que en la entrada ponía que no había teloneros y que empezaría puntualmente a las 8:30, Georgie se hizo esperar unos 30 minutos, para empezar con un bonito despliegue audivisual de luces y la canción Waiting (Reprise). Tras su triunfal estrofa que reza here I am, is it too late to try again, apareció un George Michael de 44 años con su cárdigan, pantalones y camiseta negros, barba de 3 días (cómo no) y sus gafas de sol de tinte amarillo. Y para mí comenzó la catársis, pues siguió con una de mis canciones favoritas: Fastlove y poco después Everything She Wants (¡no os perdáis el comienzo de la canción!) Yo ya me podría haber ido a mi casa tan feliz, pero menos mal que no lo hice, pues le siguieron otros temazos como A Different Corner, Flawless (este ni me lo esperaba), An Easier Affair, Spinning the Wheel (con una versión "bakalao" un tanto radical), Feeling Good (versión de Nina Simone y mención especial de el tema como cierre de la primera temporada de la serie de televisión Eli Stone), Too Funky (con el famoso vídeo de las top models de los 90), Roxanne (explicando que las personas que aparecían en el vídeo rodado en Amsterdam eran "de verdad"), Kissign a Fool, Amazing (dedicada a su "partner", según dijo él), Outside (para la que se cambió de ropa y salió vestido de policía americano), Praying For Time (con un piano por todo acompañamiento musical), Careless Whispers (a pesar de lo hortera y trasnochado de la canción dijo: "C´mon, San Jose, you know you want to" y todos cantamos hasta la última palabra), para acabar con Freedom, como no podía ser de otra manera estando tan cerca de San Francisco.
Con todo, uno de los mejores conciertos que he visto en mi vida, a pesar de que me sentí miserablemente vieja (si es que él ya tiene 44 añazos y empezó a cantar cuando yo tenía 6). Ojalá Maite hubiera podido ir. Ojalá lo hubiera hecho Conchi también. Estoy sgura de que pese a que el crítico del periódico dice que la lista de canciones era un poco cutre, y que tal y que si cual, no os habría defraudado ni un ápice, sino todo lo contrario, y que muy posiblemente os habriáis levantado de la cama con el gusanillo de meteros en Youtube y esuchar todas sus canciones una vez más, tal y como yo voy a hacer ahora.

2 Comments:

Blogger Maite said...

¡Oh, Dios mío! ¡¡Cantó "Everything She Wants", otra favorita mía!! Oye, ¿¿y "Faith"?? ¿"Father Figure"? Bueno, de todos modos, me hubiese conformado con sólo estar allí, cantase lo que cantase... Sigh... Menos mal que Sarita sí estuvo allí, ya puede decir que ella vio a GM y yo no :P

9:04 a. m.  
Blogger Susana said...

Sarita bailó, de eso no hay duda. La madre también lo hizo con "Faith" que no pudo faltar, y la madre lloró (es que soy de lágrima fácil) con Father Figure, que fue una de mis favoritas de la noche. Que sepas que estuviste allí en espíritu.

9:10 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home