Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

De cine

Cómo me gusta el cine, y qué suerte tengo de estar ahora en San José, y no en Madrid, por ejemplo. Decía Luis Eduardo Aute aquello de "cine, cine, cine; más cine, por favor, que toda la vida es cine y los sueños, cine son". Y esa canción siempre me ha gustado, porque describe mi sentir acerca del cine y cuánto me gusta. No me refiero sólo a ver buenas películas, sino el acto de ir al cine en sí. Y si decía que tengo suerte de estar en San José y no en Madrid es porque hemos descubierto que aquí, eso de tener un bebé recién nacido no es un handicap para ir al cine, sino una ventaja: descuentos, horarios flexibles, y lo más importante, la oportunidad de hacerlo sin tener que aparcr al bebé con una canguro o los abuelos.
Ayer fuimos a la sesión de la 7 de la tarde a ver "Traitor", una película sobre el terrorismo islámico que acaban de estrenar. Ese es uno de los bonus de estos "diaper days" (días de pañales es cómo se hacen llamar estas sesiones para padres e hijos): no echan pestiños del año de la polca sino películas actuales. ¿Más ventajas? La entrada además tiene 3 dólares de descuento si la sesión es matiné. También gozamos de descuentos en restaurantes cercanos presentando el ticket. Por si todo esto, sumado al hecho de que los papis y mamis podemos ir al cine, fuera poco también ves a otros padres que están en tu misma situación: meciendo en brazos a un recién nacido, andando detrás de otro que decide gatear por el suelo, corriendo detrás de la que da vueltas alrededor de las butacas, la madre que se saca "la teta", el padre que saca el biberón... el ambiente es un tanto pintoresco, por llamarlo de alguna manera, pero me parece una idea estupenda que si no la tienen en España, alguien debería exportar, porque los padres también somos espectadores.

4 Comments:

Anonymous Marta Manzanita said...

Pues me voy a estrenar en tu blog con un comentario al artículo del cine: A mi también me parece una idea estupenda. Es una forma de integrar algo tan natural en algo tan cotidiano y que puede llegar a hacerse tan difícil en nuestro país... Vamos, que si yo estuviera en SJ o en US, hasta me pensaba lo de darle un nuevo espectador al mundo, jeje. Y nada, que beso fuerte y me voy a preparar psicológicamente para mañana. mua

1:53 p. m.  
Blogger Maite said...

Pues yo estoy de acuerdo, una idea estupenda SI SÓLO se va con el bebé en los "diaper days". Porque yo he ido al cine y ha habido hasta tres bebés en la sala, todos llorando o gritando, y no me hace ninguna gracia. Y eso que tengo hijos, ¿eh?
Me alegra de que hayan disfrutado de la peli.

4:44 p. m.  
Blogger Susana said...

Marta, espero que el primer día lo hayas superado con éxito. Seguro que los nenes ya están encandiladitos con su profe nueva. Si no ha sido así, piensa que tienes 4 días por delante para ir al cine y evadirte de la realidad, aunque sólo sea por 90 min.

6:45 a. m.  
Blogger Susana said...

Maite, ¿a ver si aquel día del que hablas lo que pasó es que te metiste a la sesióm de "pañales" sin darte cuenta?...

6:46 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home