Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

viernes, 23 de enero de 2009


Y buen día se acabó la calma, esa balsa de aceite sobre la que navegábamos a la deriva. Así, la casa se llenó de sonrisas, de llantos y encías en erupción, de miradas curiosas y carcajadas. Aun en días de lluvia, la casa se llenaba de sol, y en días de tedio, se llenaba de todo lo que importa, del sentido de la vida, de vida en sí misma. Las horas pasaban monótonas pero distintas, con nuevas muecas, nuevos logros y nuevos retos. Ella se iba desplazando por el suelo, iba echando mano a cuanto encontraba en su camino y gimoteaba cuando no lo conseguía. Y entonces yo la abrazaba, la arrullaba y la consolaba. Comenzaba un fluir de leche e instintos primarios, y la casa se llenaba de nanas, de párpados cansados, de sábanas calientes y ojos derrotados, de olor a pan calentito, a talco y a colonia.
Los días se sucedían como las cartas que caen en un castillo de naipes, y el tiempo me enseñaba a atesorar aquello que de seguro acabaría por acabarse.

5 Comments:

Blogger sinkuenta said...

Hola Susana: esta vez no he entendido muy bien de qué va el post... (¡burra, que es una!) Siento que le estás dando vueltas a la cabeza, sintiendo que se te escapa la etapa en la que tu hija dependía absolutamente de tí... y, tal vez, ahora ya la estás sintiendo más autónoma y dentro de poco tendrá que empezar su vida en la guardería mientras tú recuperas la tuya. Está bien eso de aceptar las cosas como son, dejar que la nostalgia pase de una vez frente a nuestra ventana y contemplar las posibilidades que el tiempo nos va a ofrecer... en lugar de tener los ojos pegados a un pasado que no volverá. Parte del aprendizaje de nuestro andar consiste en aprender a dar paso a los acontecimientos y a darnos cuenta de que no podemos actuar sobre todas las cosas que acontecen a nuestro alrededor. Espero que me aclares mis dudas con respecto a la intención del post. Un beso

1:36 p. m.  
Blogger Susana said...

Hola Alicia:

Pues sí que captaste la intención del post, a pesar de no estar segura de haberlo hecho. Siemplemente reflexionaba sobre lo fugaz que está siendo esta etapa de Sara. Se me han pasado volando estos 6 meses y no puedo evitar que me de un poco de pena ver cómo crece y como dices tú, cómo acaba esa dependencia exclusiva de mí.Pero al mismo tiempo lo vivo con alegría, ya que ella rebosa salud y ante mis ojos parece un bebé feliz. así que cada día me emociona ver qué cosa nueva será capaz de hacer.
Lo que ocurre es que en esta entrada me había centrado más en lo que se va que en lo que está por venir. Como ya has visto, siempre o muchas veces (quizás demasiadas) escribo con aire melancólico. Me encanta que me digas eso de que hay que aceptar las cosas como son, dejar que la nostalgia pase y contemplar las posibilidades que el tiempo nos va a ofrecer en lugar de tener los ojos pegados a un pasado que no volverá. Eso es con lo que lidio a diario en mi vida, y lamento sonar cansina y triste todo el tiempo pues lo cierto es que soy muy feliz, como nunca antes lo había sido. Quizá si hubiera nacido en el Romanticismo habría estado en mi salsa, ¿no crees?
Prometo escribir otro post pronto donde intentaré contagiar o al menos transmitir esa ilusión por el futuro y la alegría que reina en casa ;-) Muchos besos!

7:33 a. m.  
Blogger Maite said...

"Después de la tormenta siempre llega la calma...". Yo creo que es al revés, verás que después de un tiempo de estabilidad y calma, viene la tormenta otra vez. Pero ¡qué duro es vivr, cachis en la mar!

Alicia, a ver si dentro de poco me paso por tu blog; no he estado de mucohs ánimos para leer pero ya voy recuperando fuerzas. Besitos

9:18 p. m.  
Blogger Susana said...

Sí que es duro, y más si te digo que, cuando emepzaba a disfrutar de estar aquí en San José, va Vinh y me pregunta si querría irme a vivir a España... ¡¡¡en verano!!!! Me complico la vida o me la complican sin comerlo ni beberlo.

2:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola Susana,

mi nombre es Carlos Bello y te estoy escribiendo desde Denver, Colorado. Soy el marido de una profesora visitante y vinimos el mes de julio de 08 para quedarnos "un año o lo que sea". Como nos está gustando esto, creemos que puede ser bueno quedarnos al menos uno o dos años más. La historia es que estamos pensando en tener una criatura, pero no conocemos los trámites legales para hacerlo aquí, y si hay que tenerla en España, pues diríamos adiós a nuestra aventura americana (al menos por ahora). El tema es que he visto en tu blog que tienes una chiquilla (muy guapa por cierto) y me gustaría saber cómo os lo habéis montado para tenerla aquí (porque entiendo que así ha sido, no?) Tu marido es nativo? Tienes la Green Card? En cualquier caso, desconocemos las ventajas/inconvenientes de tener un hijo en USA y nos gustaría poder intercambiar impresiones...
He estado buscando algo de información por ahí, pero no sé si es que mis manos están torpes o qué, pero no he dado con mucho. Me podrías dar aunque sea un par de pinceladas de por dónde buscar o qué hacer o si es complicado o si es mejor tenerlo aquí o allí o...o...
En fin, espero que nos puedas abrir un caminito de luz en este asunto porque la verdad, nos gustaría mucho tenerlo aquí.

Gracias por adelantado y un saludo,

Carlos
carlosbellolarroche@hotmail.com

PS. está majo tu blog..

10:57 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home