Culo inquieto

Ya han pasado dos años desde que llegamos a California tras un paréntesis de otro año viviendo y trabajando en Madrid. El blog sigue su curso, esta vez más centrado en este "life'changing event" que nos está pasando. Y como siempre (o casi)el blog sigue llegando...¡¡¡EN ESPAÑOL!!! Sumamos y seguimos, y añadimos un nuevo miembro a nuestra familia: Sarita Do-Fernández.

miércoles, 25 de marzo de 2009

The First Time Ever I Saw Your Face

The First Time Ever I Saw Your Face


The first time ever I saw your face
I thought the sun rose in your eyes
And the moon and stars were the gifts you gave
To the dark and the empty skies, my love,
To the dark and the empty skies.

The first time ever I kissed your mouth
And felt your heart beat close to mine
Like the trembling heart of a captive bird
That was there at my command, my love
That was there at my command.

And the first time ever I lay with you
I felt your heart so close to mine
And I knew our joy would fill the earth
And last till the end of time my love
It would last till the end of time my love

The first time ever I saw your face

4 Comments:

Blogger sinkuenta said...

¡Ay! ¡esa Sara que te tiene sorbido el seso!! La verdad, es que te entiendo porque está para comérsela!!! Enhorabuena por esa niña maravillosa. Un beso

2:38 p. m.  
Blogger Susana said...

Ay, y tanto que me lo tiene sorbido... Ahora que está malita y que estoy ponderando mi futuro laboral a partit del curso que viene, me estoy dando cuenta de lo apegada que me siento a ella, más que ella a mí, seguro. En fin...
Muchos besos, Alicia.

7:06 a. m.  
Blogger mayte said...

Hola Susana. ¡Cuánto tiempo sin leerte!
Aunque a veces duela, un hijo no debe sentirse tan apegado a un padre/madre como nosotros a ellos, ya que sería más difícil para ellos desarrollarse libremente. Así que toca aceptarlo y amarlos sin agobios. Ya te llegará su adolescencia, ya... por que efectivamente el tiempo pasa muy rápido.
Qué coincidencia con esa Maite que tiene a un Pedro de pareja y que no acepta tener gato, jajaj. Tenemos muchas cosas en común.
Bueno, enhorabuena por tu reencuentro con tu mundo anterior. Besos a los tres.

4:47 a. m.  
Blogger Susana said...

Ay, si es que se traen estos bichitos al mundo para sufrir! Pero bueno, por muy rápido que crezcan, aun nos quedan muchos años bonitos hasta llegar a la temida adolescencia. Y cuando sea adolescente, igual tenemos algún repuesto que aun sea tierno y cariñoso (véase hermano o hermana).
Ah! Que sepas que a Sara le encanta su gusiluz. Junto con pocoyo, es su juguete favorito. Lo ve y se le pone una sonrisa...
Besitos a los dos.

9:19 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home